Satisfacción laboral. Utopía o realidad.

25 de noviembre de 2014

La participación en la prevención de los riesgos psicosociales no debería ser un derecho sino más bien una obligación. Una obligación de la que surja la satisfacción.

Quiero dedicar este artículo a todas aquellas personas que no están satisfechas con su calidad de vida laboral, pero fundamentalmente a aquellas otras que pueden hacer mucho por la rentabilidad de la organización a través de la gestión de la calidad de vida laboral de los primeros.

Escribía a mediados del 2013, en la defensa de mi tesina del Master Universitario Oficial en Seguridad y Salud laboral,“(…) ante un accidente o incidente laboral cabe preguntarse si las condiciones o actos inseguros provocados por el empleado tienen relación con la satisfacción o insatisfacción de este con su tarea y organización.”. Hoy, y a tenor de las investigaciones, la interrogante empieza a dejar de serlo tanto. En las condiciones de trabajo la satisfacción tiene que ver con dos aspectos de dichas condiciones. Por una parte, la satisfacción con el contenido de la tarea (satisfacción específica) y por la otra con el contexto donde realiza esta (satisfacción general).

Ambas son independientes y las variables que influyen en la misma también lo son. Si bien la satisfacción específica puede depender de la variedad, autonomía, significado, feedback e identidad de la tarea; la satisfacción general obedece a la política, la cultura o el estilo de liderazgo de la dirección. Del mismo modo, y por así decirlo, ambas coinciden en que no son universales para todos los trabajadores, es decir, habrá trabajadores que se encuentren satisfechos en el contexto donde trabajan y compañeros suyos no lo estarán.

En la teoría de los dos factores (Herzberg, 1966) la diferencia entre satisfacción del contenido y del contexto, los definía como factores motivacionales y factores higiénicos.

En el caso de los primeros, la satisfacción dependía de la presencia de estos, pero su ausencia no generaba insatisfacción. En el caso de los segundos, la presencia no genera satisfacción y su ausencia sí insatisfacción. Como vemos, satisfacción e insatisfacción no son términos contrapuestos, sino variables independientes.

¿Cómo es posible este juego de palabras?. El contenido, el contexto, la calidad de vida laboral, el rendimiento…. No se trata tanto de que el trabajador esté satisfecho y con ello rinda más y emita conductas proactivas. La cuestión, que en mi opinión debe ser, es que el rendimiento y las conductas proactivas generen en el propio trabajador la satisfacción. Pero para que pueda suceder esto las organizaciones deben confeccionar estructuras flexibles, tan flexibles como para crear trabajadores activos y por defecto, participativos. Participar es tomar parte en algo, y cuando nos referimos a nuestra calidad de vida laboral es más que evidente que no se trata simplemente de una cuestión legítima y moral, sino además de una doble obligación. Por una parte la del empleador y por otra la del empleado. El primero tiene la obligación de permitir y dar acceso a que los trabajadores tengan la posibilidad de cumplir con su obligación en este sentido. Por parte de los segundos, los empleados deben comprometerse con su propia y ajena calidad de vida laboral transmitiendo sugerencias y críticas constructivas a la labor psicosocial preventiva de los responsables organizacionales.

Las personas otorgamos diferente importancia a las necesidades, fundamentalmente por las situaciones específicas de cada uno. La satisfacción de estas necesidades cambia con el tiempo, porque las circunstancias de los empleados también lo hacen. Un ejemplo de este dinamismo lo tenemos en la jerarquía de las necesidades que en la década de los años 40 Maslow dejaba reflejada en su teoría sobre la motivación humana. El cumplimiento de necesidades no es unidireccional, es posible que el empleado haya satisfecho hoy el nivel de afiliación y mañana por motivos socioeconómicos necesite revisar su seguridad contractual. La motivación y satisfacción no es algo en lo que trabajemos un día y una vez conseguido se mantenga constante y sin necesidad de revisión. La satisfacción en la calidad de vida laboral es una variable que debe ser considerada y puesta en práctica a menudo. Esta satisfacción laboral dejará de ser utopía cuando pase a realidad, es decir cuando utilicemos las herramientas necesarias para ello. La participación organizacional es una de ellas y su consecuencia, la rentabilidad del negocio.

Fco. Javier Herrán Gamarra

Psicólogo del trabajo. Seguridad y Salud psicosocial

Referencias bibliográficas

– Herzberg, F. (1966). Work and the nature of man. Oxford: World

– Maslow, A. (1943). A theory of human motivation. Psychological review, 50, 370-396.

Para citar este artículo

Herrán Gamarra, Fco. Javier. (2014, 22 de Noviembre). “Satisfacción laboral. Utopía o realidad”.

Anuncios

Esto es lo que WhatsApp le hace a tu espalda

25 de noviembre de 2014

Un estudio concluye que al chatear con el móvil podemos llegar a ejercer sobre las cervicales una fuerza de 27 kilos

Vas en el bus, con tu smartphone, leyendo esto. Miras a tu alrededor. Toda la gente que te rodea hace lo mismo que tú. Dobla el espinazo para ver la pantallita y jugar al CandyCrush, leer las noticias o simplemente chatear con amigos y enemigos. Calcula ahora cuántas horas al día puedes pasar en esa postura. ¿Cuál es el problema? Según un reciente estudio publicado por el cirujano Kenneth K. Hansraj, con una inclinación de 60 grados ejerces sobre tu cervicales una fuerza de 27 kilos. Una bomba de relojería con nombre de cuello de mensaje (podría traducirse como cuello de guasap). Una dolencia propia del siglo XXI.

“Empece a fijarme en la postura al ver a muchos jóvenes entrando en mi consulta con dolor de cuello y espalda”, explica en un correo electrónico el autor, jefe del medicina cervical en un hospital neoyorquino. Su estudio recoge los diversos grados de inclinación de cabeza y cuello, “con un peso medio de seis kilos y el centro de masa situado a 15 centímetros de lo alto de la cabeza”. Tras contratar a unos ingenieros que desarrollasen un software, se realizaron los cálculos en newtons y luego los convirtieron a medidas de peso, más comprensibles para el gran público.

La gente se pasa al día una media de entre dos y cuatro horas con la cabeza inclinada, leyendo y escribiendo en sus smartphones y dispositivos

Kenneth K. Hansraj, cirujano

Siempre hablando de adultos, las cifras van desde los 12 kilos a 15 grados de inclinación hasta los 27 kilos de los 60 grados, pasando por los 30 grados/18 kilos y los 45 grados/22 kilos. “La gente se pasa al día una media de entre dos y cuatro horas con la cabeza inclinada, leyendo y escribiendo en sussmartphones y dispositivos”, continúa en el correo. “Acumulado, esto es de 700 a 1.400 horas al año con estrés excesivo en las vertebras cervicales”. Advierte que “la pérdida de la curvatura natural incrementa el estrés en las cervicales y puede llevar a un desgaste prematuro, degeneración y posiblemente cirugías” y apunta que, en el caso de los adolescentes, esta cifra podría subir hasta las 5.000 horas.

Hansraj comenta que, dado que es imposible evitar las tecnologías que causan estos problemas, habría que hacer un esfuerzo activo por mirar al teléfono en una postura neutral y evitar pasar horas y horas encorvado. Otra posible medida sería practicar un ejercicio con el cuello. Sugiere empezar moviendo las vértebras, flexionando, extendiendo, ladeando e inclinando el cuello, para luego usar las manos para hacer resistencia y empujar contra ellas; o practicar la postura de yoga perro ascendente, una gran manera de fortalecer las extremidades superiores, cuello y hombros.

Aunque la denuncia de esta dolencia del siglo XXI no es nueva, Hasnraj ha conseguido hacer una buena comparativa, traduciendo a medidas de peso el estrés continuado. Ahora vuelves a mirar a alrededor en el vagón. Imaginas a la gente que está doblando el espinazo con 27 kilos cargados al cuello, un niño de ocho años, un perro mediano. No parece saludable. Levantas el móvil y lo pones frente a tus ojos. Has dado el primer paso.

El Pais.


Curso de TÉCNICAS DE MOTIVACIÓN Y DINÁMICA DE GRUPO

24 de noviembre de 2014

Este curso muestra el camino más directo para conseguir una buena y estructurada dirección de equipos, para ello, trabaja la motivación del personal, la delegación eficaz de funciones y, sobre todo, de una buena organización de los equipos de trabajo.

TÉCNICAS DE MOTIVACIÓN Y DINÁMICA DE GRUPO


Curso de PROMOCIÓN DE LA IGUALDAD

24 de noviembre de 2014

Esta formación tiene como objetivo conseguir superar las barreras relativas al género de las personas. Para ello, te presentamos una información seleccionada con la finalidad de conseguir la igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos.

PROMOCIÓN DE LA IGUALDAD


Curso de PRESENTACIONES ORALES EFICACES

24 de noviembre de 2014

Una buena presentación despierta el máximo interés a cualquier grupo de personas a las que dirigimos nuestra presentación.

En este curso se dan a conocer determinados aspectos técnicos para saber comunicar mejor sus ideas y proyectos.

PRESENTACIONES ORALES EFICACES


Curso “MOVIMIENTO Y JUEGO EN LA PRACTICA DEL DOCENTE”

24 de noviembre de 2014

Este curso proporciona un conocimiento de los aspectos básicos de la educación psicomotriz para enseñar al niño a que tome conciencia del entorno en el que se desenvuelve facilitándole el conocimiento de sus propiedades, relación y dinamismo.

MOVIMIENTO Y JUEGO EN LA PRACTICA DEL DOCENTE


Curso de MASAJE INFANTIL

24 de noviembre de 2014

“El masaje infantil es un arte tan antiguo como profundo. Simple como difícil, difícil porque es simple. Como todo lo que es profundo”

Este curso pretende proporcionar a los padres las bases del masaje infantil para mantener la salud y bienestar del niño a muchos niveles distintos, entre otras cosas.

MASAJE INFANTIL