Se disparan los resfriados en las oficinas por el mal uso del aire aconicionado

31 de julio de 2014

 

unipresalud

La llegada del verano trae consigo también la guerra por el control del termostato en la oficina. El ambiente excesivamente frío en la oficina y el contraste con la temperatura exterior causan alrededor del 20% de los resfriados que se padecen durante todo el año. Así lo destaca Unipresalud, compañía especializada en la gestión de la seguridad, la salud de los trabajadores y la integración de la prevención de riesgos laborales en la organización de las empresas. El mal uso del aire acondicionado también es el causante de la mayoría de infecciones respiratorias, resfriados, irritaciones en los ojos y la piel, lumbalgias, afonías y faringitis durante los meses más calurosos del año.

Además del frío, otro factor que repercute en la salud es la calidad del aire. El funcionamiento y la recirculación del aire acondicionado provocan la absorción de la humedad en las diferentes estancias, y pueden llegar a resecar el ambiente por debajo del 30%. Si esta situación se da de forma continuada, se pueden resecar las mucosas de la nariz y otra vías aéreas al tratarse de un aire más seco, haciéndolas más vulnerables a una infección: rinitis, faringitis, laringitis, bronquitis, neumonías (en casos más severos), dermatitis, sequedad e irritación en los ojos (especialmente en quienes usan lentillas) o dolores de cabeza.

“Estos trastornos se pueden prevenir manteniendo la humedad relativa entre el 45% y el 65% para cualquiera de las temperaturas comprendidas entre los 23 y los 26 grados”, explica Jose Vicente Máñez, director de Actividad Técnica de Unipresalud. En casos de ambientes demasiado resecos, Máñez recomienda “respirar por la nariz, ya que así el aire entra en los pulmones a la temperatura corporal y con el grado de humedad necesario para evitar la sequedad de las vías respiratorias”. Otro factor importante de bienestar es la velocidad del aire acondicionado: en verano es recomendable mantener una velocidad media máxima de aire de 0,19 m/s.

¿Cuál es la temperatura idónea para la oficina?

Unipresalud recomienda situar el termostato en torno a los 25 grados en verano. A pesar de las indicaciones estándares, encontrar una temperatura con la que toda la plantilla se sienta cómoda es una tarea complicada, pero fundamental, puesto que las condiciones climáticas de los lugares de trabajo constituyen un factor que influye directamente en el bienestar y en la ejecución de las tareas de los empleados. “Cada persona es diferente y su temperatura óptima está condicionada por factores como el sexo, la edad, el peso, la actividad desarrollada o el tipo de indumentaria, entre otros”, afirma Máñez.

Prevencionar.com


Diez recomendaciones para reducir el estrés prevacacional

21 de julio de 2014

El 30% de los trabajadores españoles sufre ansiedad por la necesidad de dejarlo todo listo y poder desconectar

 Julio y agosto son, sin duda, los meses vacacionales por excelencia para un gran porcentaje de trabajadores. Poco queda para el comienzo de un periodo que para la gran mayoría es sinónimo de descanso y relax. Sin embargo, en estos momentos previos, son muchas las personas que también sufren cierta tensión generada por la necesidad de dejarlo todo listo y organizado antes de marcharse y desconectar, dando lugar a lo que los expertos denominan estrés pre-vacacional.

En concreto, el síndrome pre-vacacional afecta a tres de cada diez trabajadores en nuestro país, según un informe difundido recientemente por expertos españoles en el tratamiento de afecciones relacionadas con el estrés y la ansiedad. Algunas empresas cuentan con un dispositivo técnico y humano para solventar estas situaciones, como Más Vida Red, que incluye hasta ayuda para planificar las vacaciones y así evitar la presión que supone tratar de organizarlas en el trabajo.

El Dr. Salvador Andreu, responsable del área de salud de Más Vida Red, considera que esta situación es común durante julio y agosto por parte de esos trabajadores, cuya responsabilidad les obliga a reaccionar así ante el inminente comienzo de las vacaciones.

“El factor responsabilidad es lo que suele generar este tipo de reacción, lo cual es muy normal. Ese afán por dejar el trabajo acabado y listo antes de marcharnos, y el miedo a que se pueda quedar todo a medias, es lo que provoca esa crispación y carga emotiva que para muchos convierten estos últimos días del mes en todo un calvario”, señala Andreu.

Para prevenir este fenómeno, los expertos de Más Vida Red sugieren una serie de recomendaciones para evitar ese estrés pre-vacacional que muchos suelen padecer de cara a estos días:

1. Seleccionar las tareas pendientes y decidir cuáles son las importantes que deben quedar resueltas antes de marcharnos.

2. Delegar en otros las cosas menos importantes, teniendo claro ‘quién hará qué’ durante nuestra ausencia, y comunícarselo.

3. Planificar con suficiente antelación y elaborar, si es necesario, una lista donde ir tachando los asuntos que vayamos cerrando.

4. Indicar a los que se quedan dónde está todo: Ni recibirás llamadas incómodas en la playa ni tendrás que aguantar malas caras cuando vuelvas.

5. Avisar a los contactos y poner en conocimiento de ellos, a través del e-mail, que estaremos fuera, especificando día de vuelta y quien los puede atender durante nuestra ausencia.

6. No dejar nada a medio hacer.

7. No dejarse llevar por la euforia: El verano y las muchas horas de sol invitan a estirar tu jornada antes y durante tus vacaciones. Sigue siendo responsable mientras aún estés ‘de servicio’.

8. Dejar ordenada la mesa de trabajo: Te será mucho más sencillo identificar las tareas pendientes y dejarlo todo listo para que tu vuelta sea menos caótica. La imagen de orden te ayudará.

9. No perder la calma: “Vísteme despacio que tengo prisa”. No te estreses y trata de hacer las cosas con tranquilidad. Queda poco tiempo pero lo vas a dejar todo listo.

10. Cumplir con todos los compromisos y procurar seguir plan al pie de la letra.


¿Cómo hacer la reanimación cardiopulmonar?

21 de julio de 2014

Esta técnica es clave a la hora de atender a una persona que ha sufrido un ahogamiento o un infarto

Técnica de reanimación cardiopulmonar básica.

Técnica de reanimación cardiopulmonar básica. Getty Images

REDACCIÓN / D.INFORMACIÓN La reanimación cardiopulmonar básica (RCB) salva muchas vidas. Es una técnica sencilla que es clave realizar de manera adecuada en los primeros minutos a la hora de atender a una persona que ha sufrido un ahogamiento y ha dejado de respirar, o en caso parada cardiorespiratoria.

Esta técnica consiste en “sustituir de manera eficaz las funciones de respiración y circulación de una persona mediante la ventilación (respiración boca-boca o boca- boca y nariz) y el masaje cardíaco respectivamente”, explica la doctora Aida Hernández Blanco, pediatra especialista en cardiología infantil.

El objetivo es mantener con vida a la persona que ha sufrido una parada cardiorespiratoria hasta que llegue ayuda médica especializada y logren estabilizarlo y aplicarle los tratamientos adecuados en un hospital.

“A veces se puede dar de manera súbita como en adultos (a causa de un atragantamiento o muerte súbita por arritmias cardíacas) y en presencia de otras personas. Esas personas pueden salvarle la vida si están entrenadas para realizar una adecuada RCP básica”, comenta la doctora.

¿Cómo se hace?

En primer lugar hay que examinar al paciente para comprobar si está consciente, si respira y si tiene pulso. El siguiente paso es colocarle acostado sobre su espalda, poner una mano en la frente y otra en el mentón, echando la cabeza hacia atrás y elevando el mentón para ayudar a que entre el aire.

Si no respira, hay que taparle la nariz, inspirar de forma profunda y aplicar los labios contra los delenfermo e insuflar dos respiraciones completas consecutivas. Al hacer esto el pecho debe elevarse. Hay que realizar 15 insuflaciones por minuto, hasta que la víctima haya recuperado la respiración espontánea.

En caso de que el paciente no tenga pulso, es necesario aplicarle el masaje cardiaco, que consiste encomprimir el tórax de forma que la sangre del corazón sea expulsada a los vasos sanguíneos.

Hay que hacer dos insuflaciones boca a boca primero, luego localizar el esternón -el hueso al cual están unidas las costillas-, colocar las manos una sobre otra en la mitad inferior de este huesoy extender los brazos verticalmente para transmitir el peso del cuerpo.

Realizar 30 presiones breves y a continuación 2 insuflaciones boca a boca. Cuando vuelva el pulso, dejar el masaje cardiaco y continuar con el boca a boca hasta que el enfermo empiece a respirar de forma normal.

LevanteEMV


Las muertes por accidente laboral crecen un 7,3% respecto el año pasado

18 de julio de 2014

En los cinco primeros meses de este año fallecieron 234 trabajadores, 16 más que en el mismo periodo del 2013

 Un total de 234 trabajadores fallecieron en accidente laboral en los cinco primeros meses del año, 16 más que en igual periodo de 2013, lo que supone un aumento en términos relativos del 7,3%, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. 

De estos fallecimientos, un total de 186 se produjeron durante la jornada de trabajo, dos más que en los cinco primeros meses de 2013, lo que implica un repunte del 1,1%.

Los 48 accidentes mortales restantes registrados hasta mayo fueron “in itínere” (los que se producen en el trayecto de casa al trabajo y viceversa), un 41,2% más que los registrados en los cinco primeros meses de 2013.

Por sectores, en los servicios fallecieron 91 trabajadores hasta mayo (-16,5%), en la industria se produjeron 39 accidentes mortales (+25,8%); en la agricultura murieron 30 trabajadores (+57,9%), y en la construcción perdieron la vida 26 trabajadores (+4%).

Aumentan, pero no tanto, los accidentes con baja
Entre enero y mayo se contabilizaron 196.807 accidentes laborales con baja, lo que supone un aumento del 3,8% respecto al número de siniestros registrado hasta mayo de 2013, cuando se produjeron 189.605 accidentes.

Del conjunto de siniestros, 170.265 accidentes se registraron en el lugar de trabajo y 26.542 fueron siniestros “in itínere”. Los primeros aumentaron un 4% respecto al mismo periodo de 2013, mientras que los segundos subieron un 2,6%.

Los accidentes leves con baja en el puesto de trabajo sumaron 168.748 hasta mayo, un 4% más, y los graves alcanzaron los 1.331, un 0,3% más. En el caso de los siniestros “in itínere”, se registraron 26.141 accidentes de carácter leve (+2,6%) y 353 de gravedad (+0,9%).

Por sectores, servicios registró el mayor número de accidentes con baja en jornada de trabajo, al aglutinar 105.527 siniestros (+4,5%), seguido de la industria, con 35.270 accidentes (+0,3%); la construcción, con 16.352 accidentes (-0,3%), y el sector agrario, que registró 13.116 siniestros (+17,9%).

Equipos&Talento.com

Seis consejos para sentirte más feliz en el trabajo

16 de julio de 2014

El gurú Geoffrey James ofrece algunas recomendaciones para tratar de mantener la motivación y la sonrisa

 La crisis, la rutina, los madrugones, las vacaciones que cada vez están más cerca…por una cosa o por otra, a veces nos cuesta ponernos las pilas en el trabajo. Podemos poner remedio a estas situaciones con unos simples consejos para sentirnos más felices en el trabajo, según el gurú Geoffrey James, con el objetivo de recuperar la alegría en la oficina.

Nombrado recientemente por la revista Forbes como una de las 40 personas más influyentes en el mundo del makreting y las redes sociales, James asegura que con poco esfuerzo podemos mejorar sustancialmente nuestra motivación durante la jornada laboral. Sus propuestas se basan en estos seis consejos:

1. El minuto de reflexión. Es importante introducir en tu rutina diaria un minuto para el silencio y la reflexión en el que no pienses en trabajo. Lee un poema, escucha una canción o simplemente piensa en blanco. Se trata de una técnica sencilla capaz de aportar grandes dosis de energía mental para el resto del día

2. Sonríe con frecuencia. Sonreír tiene dos beneficios claros: primero, le das órdenes a tu cerebro para que esté ‘más feliz’ y segundo, cuando sonríes provocas una efecto positivo en la gente que se encuentra a tu alrededor. Así contagias alegría y mejoras el ambiente de trabajo.

3. Date más crédito. No seas demasiado exigente contigo mismo. Es bueno darse una palmadita y reconocerse mentalmente de vez en cuando los logros. Esto sirve para animarte a seguir haciendo bien las cosas ya que no siempre lo harán los demás.

4. Valora positivamente cada aprendizaje. Cada día aprendemos nuevas cosas, pero el truco está en no pasarlas por alto y saber reconocer tanto los pequeños o grandes avances. Una posibilidad es repasar lo aprendido al final del día.

5. Disfruta de la ‘naturaleza humana’. En las oficinas hay de todo y la gente es capaz de comportarse de forma muy rara, sí. Pero hay dos formas de afrontarlo, con malas caras o con sorpresa. Abrir la mente te reportará formas creativas de lidiar con estas personas y con vuestras tareas.

6. Da siempre las gracias. En la vida hay que ser agradecido, especialmente con aquellos compañeros que hacen las tareas más ingratas. Conectar con los trabajadores del edificio ayuda a llegar y salir del trabajo con mejor humor.

Equipo&talento.com


AUMENTO DE LOS ACCIDENTES DE TRABAJO EN 2014

15 de julio de 2014

AUMENTAN LOS ACCIDENTES LABORALES EN 2014

Estadística de Accidentes de Trabajo

Resumen de resultados periodo Enero-Mayo 2014 se observa un aumento del 3,8%, respecto al año anterior.

 


Salmonelosis: pautas para prevenirla

15 de julio de 2014

Es una enfermedad causada por la infección de la bacteria `Salmonella´ que causa molestos trastornos intestinales

La salmonelosis es más frecuente en épocas de calor.

La salmonelosis es más frecuente en épocas de calor. GETTY IMAGES

La salmonelosis es una enfermedad causada por una bacteria del género Salmonella que habita en el intestino y se contagia a través de agua o alimentos que hayan tenido contacto con materia fecal, principalmente los de origen animal. Los más comunes son a través de alimentos como huevos, pollo, carne y leche. También hay casos derivados del contacto con animales domésticos infectados con la bacteria.

En los casos más graves puede llegar a extenderse hacia el torrente sanguíneo, pudiendo incluso llegar a causar la muerte. Su frecuencia aumenta en las épocas de verano. La gravedad de la enfermedad depende de la cepa de `Salmonella´ o del estado de salud de la persona infectada.

Por lo general, se trata de un trastorno cuya recuperación se da sin tratamiento alguno, aunque existe la posibilidad de que a largo plazo se den consecuencias como dolor en las articulaciones, irritación ocular o dolor al orinar.

Los síntomas de la salmonelosis son diarrea, fiebre y dolor de tripa, apareciendo dichas manifestaciones entre 12-72 horas después de entrar la bacteria en contacto con el organismo.

Los menores de cinco años y las personas mayores son los más vulnerables al contraer la enfermedad, al igual que aquellas personas que tengan bajas las defensas debido a diversos factores como estar en tratamiento por alguna enfermedad.

Su prevención depende del seguimiento de ciertas medidas:

1. Cocinar bien los alimentos de origen animal evitando toda comida que contenga alimentos crudos.

2. Preparar con especial cuidado las comidas destinadas de niños, ancianos o personas enfermas que vean afectado su sistema inmunológico. En los bebés la mejor forma de evitar la salmonelosis es la leche materna.

3. Lavar correctamente las frutas y verduras.

4. Seguir pautas de higiene adecuadas como lavarse las manos antes de comer, después de ir al baño y tras estar en contacto con alimentos crudos o animales.

Para tratar esta enfermedad no es necesario ningún cuidado especial, a menos que se trate de un caso grave. En este caso sería necesario rehidratar al afectado o administrarle antibióticos.

Levante.Emv


La enfermedad del presentismo

15 de julio de 2014

¿TU EMPRESA PADECE EL SÍNDROME DE LOS GASES NOBLES?

 

Los gases nobles son un grupo de elementos químicos muy inactivos, tanto, que en un momento se creyó que eran completamente inertes. Una de sus propiedades es que tienden a ocupar todo el espacio disponible.

Vale, está muy bien el repaso a la química del colegio, pero… ¿qué es elsíndrome de los gases nobles? Y sobre todo ¿qué tiene que ver con las empresas?

El síndrome de los gases nobles es algo que me he inventado para describir la cultura enfermiza de la presencia instaurada en muchas empresas, que hace que la jornada laboral se expanda hasta el mayor número de horas posibles.

Al igual que ocurre con los gases nobles, no por mucho que se extienda el horario laboral somos más activos o productivos, más bien es al contrario, la calidad de la actividad cerebral empieza a decaer una vez hemos sobrepasado el límite sano de tiempo trabajado.

¡Pobre de aquella persona que empiece su carrera profesional en una compañía que padece el síndrome de los gases nobles! Tendrá que vivir el duro proceso de adaptación que pasa por arrastrar un sentimiento mezclado entre la culpa y la vergüenza durante los primeros días, cuando considera que ha finalizado su horario de trabajo y comete el error de abandonar su silla. Es entonces cuando los demás le observan con cierto desdén y le miran con los ojos acusadores de un cuerpo anclado a la silla y al ordenador que transmiten: ¿YA te vas????

Al cabo de un tiempo esta persona tiene dos opciones. Puede desarrollar con esfuerzo una inmunidad a este síndrome, perdiendo posibilidades de promoción a medida que va generando defensas, o lo más fácil, acabar sucumbiendo y mimetizarse tanto con el ambiente hasta convertirse en alguien más que considera poco profesional pasar en la oficina 40 horas semanales.

Hace un par de semanas leí un artículo titulado “Para trabajar hasta tarde” donde se describían oficinas muy lujosas para pasar las horas más placenteramente, de ahí el nombre del artículo, con ejemplos tan extravagantes como la instalación de un jacuzzi en el despacho de un directivo.

Creo que el título es un error, pero argumentar la motivación para pasar más tiempo en la oficina con tanto dispendio me parece una barbaridad en el momento socioeconómico actual. Me impresiona mucho más leer noticias de empresas que innovan en la gestión de personas con tecnologías e iniciativas que promueven medidas de conciliación o que persiguen la felicidad para aumentar la productividad.

La crisis económica, las tasas tan elevadas de paro, la nueva reforma laboral y en especial, el miedo que generan estas circunstancias, ha provocado un aumento drástico de esta enfermedad de la presencia, lo que acaba convirtiéndose en un círculo vicioso muy difícil de romper.

Casi todas las empresas tienen algún trabajador zombi, es decir, un trabajador que está de cuerpo presente y de mente ausente. Pero lo peor no es que no se busquen soluciones para devolver a los trabajadores zombis a la vida laboral, motivarles e intentar generar un clima laboral que impida el despido interior. Lo peor sin duda alguna, es que muchas organizaciones prefieren tener casos de despido interior controlados a implantar medidas deflexibilidad laboral y de conciliación.

Es alentador comprobar que progresivamente se empieza a investigar y desarrollar programas de conciliación, de gestión del compromiso, de felicidad, etc. que redundan en una mayor productividad y en una relación de ganar-ganar entre empresa y empleado. Pero lamentablemente esto choca frontalmente con una realidad donde sigue habiendo empresas con modelos de gestión de estilo taylorista, verdaderos ejemplos del síndrome de los gases nobles, organizaciones muy rígidas y piramidales, donde el liderazgo se impone mediante el miedo o a golpe de organigrama.

Eduard Punset define la felicidad como la ausencia de miedo. No me extraña que haya tantas personas infelices en su trabajo, teniendo en cuenta el número de directivos y mandos intermedios para los que el miedo es la base de su liderazgo.

Margarita Álvarez de Zabalza, directora de Marketing y Comunicación de Adecco, Fundadora del Instituto de la Felicidad, y ex directiva de Coca-Cola dice que la felicidad siempre ha estado muy mal vista en el mundo empresarial.

No sé si ha estado tan mal vista como ella cuenta pero sí creo que no ha gozado de un gran número de fans y que incluso en la actualidad sigue teniendo demasiados detractores.

Las organizaciones felices son más innovadoras, motivan más a los empleados, aseguran un entorno saludable de trabajo y se adaptan mejor al entorno.

El capital humano es el que domina el negocio y por tanto quien tiene la clave para mejorarlo o reinventarlo.

Hemos leído y oído mucho acerca del salario emocional como variable retributiva. La conciliación es una de las claves más importantes de esta retribución no económica que va ganando posiciones.

Nadie cuestiona que la retribución económica sea importante, pero finalmente se ha demostrado que no tiene tanta incidencia en la motivación de los empleados como el salario emocional.

Es rentable trabajar por el bienestar físico y mental de los trabajadores.

La cultura de la conciliación es una de las mejores herramientas de gestión de personas para las empresas y esto es gracias al éxito de las 3 Cs:

• Compromiso del capital humano: lo que aporta valor a una organización.

• Confianza: el compromiso sólo puede obtenerse a través de la confianza que se genera entre la empresa y los trabajadores.

• Corresponsabilidad: para el buen uso de las medidas de conciliación sin que se desvirtúen ni se produzcan abusos, debe hacerse un uso responsable de las mismas por parte del trabajador y de la empresa.

La conciliación aumenta la felicidad de un profesional y a mayor felicidad mayor productividad, pero…

Si la fórmula es tan fácil ¿por qué no se ha extendido su uso?

En ocasiones porque la empresa tiene el síndrome de los gases nobles, en otras porque simplemente no se cree en una forma de gestión empresarial más humana, que trate a los profesionales como personas y que se preocupe por atender sus necesidades.

Una excusa que se suele poner con frecuencia es la complicada situación económica, algo absurdo puesto que existen muchas medidas de conciliación low-cost y otras que incluso pueden reducir costes, como elteletrabajo.

Es mucho mejor que haya menos horas de presencia en las empresas, pero más productivas.

Busquemos maneras de generar entornos profesionales para que los trabajadores puedan ser más felices y comprometerse más con su trabajo.

¡Vamos a inmunizarnos contra el síndrome de los gases nobles!

RrhhMagazine.COM


EL CRISTO DE CORCOVADO DE BRASIL APLICA LA PREVENCIÓN

15 de julio de 2014

http://www.telecinco.es/mundialbrasil2014/mundial-en-calle/Rio-Janeiro-alto-Cristo-Corcovado_2_1825980091.html


Organización Científica del Trabajo (Taylor)

10 de julio de 2014

La evolución de los modelos de organización de trabajo no es lineal ni uniforme, ni su extensión de unos países a otros se produce siguiendo las mismas pautas. A pesar de ello, es frecuente considerar que el punto de partida radica en el paso de una producción artesanal, con un modelo organizativo preindustrial, a la producción industrial “en masa”, cuyo esquema organizativo sería el taylorismo.

Las teorías de la organización y las técnicas de la gestión se desarrollan en virtud de ciertas hipótesis sobre la naturaleza de la persona, sobre los objetivos y las estructuras de la organización y sobre el entorno social de ésta.

La hipótesis de Taylor combina dos cosas: el estudio de las aptitudes fisiológicas de la persona y el de los aspectos económicos en la relación que existe entre el individuo y la organización.

Busca la forma más racional de lograr unos objetivos dados, a través de una definición de la división del trabajo, de la estructura de la autoridad y de la comunicación y toma de decisiones. Taylor, considera al individuo como:

  1. Incapaz, desmotivado, perezoso y desprovisto de iniciativa.
  2. Irracional en sus decisiones, carente de autodisciplina y de autocontrol e indefinible de antemano en sus sentimientos.
  3. Se siente inclinado exclusivamente hacia el interés propio y hacia la obtención del máximo beneficio personal. Sus fines personales se oponen casi siempre a los de la organización.
  4. Está orientado básicamente hacia las recompensas y las retribuciones materiales y económicas.

Esta doctrina acerca de la naturaleza de la persona, se basa en una especie de teoría de clases que divide a las personas que participan en el proceso laboral en dos grupos distintos: el primero está formado por los trabajadores cuya motivación y orientación son meramente materialistas; el segundo grupo está formado por los directivos de la organización, por los jefes de servicio y por los gerentes, constituye una élite que está destinada a guiar a la masa y a organizar su trabajo. 

Principios laborales 

  1. Especializar al operario en el menor número de trabajos posible para poder producir con mayor eficacia.
  2. Vincular la retribución directamente con el rendimiento prestado (salario a destajo).
  3. Ajustar el tiempo de fabricación del producto y de la realización de las maniobras con la mayor precisión posible a las limitaciones fisiológicas del personal trabajador.

Además de las directrices requeridas que regulan la división del trabajo, se necesita: una autoridad encargada de establecer el plan global, de fijar los objetivos de la organización y de la producción y de vigilar toda etapa individual de producción. Estas directrices no sólo incluyen recomendaciones, sino también prescripciones sobre la manera en que se ha de dividir y estructurar el trabajo.

Resultado

El objetivo y la misión de la dirección de una organización consisten en lograr una realización eficaz del trabajo. Los principios de gestión necesarios para ello son la planificación, la organización, el control y la motivación. En este caso no se toman en consideración las expectativas, los objetivos y las necesidades del trabajador.

La autoridad y el control están asignados a los directivos, siendo la función más importante del operario la obediencia. La dirección de la organización establece, en un sistema rígido, cómo se divide y subdivide el trabajo, quién ha de recibir órdenes y a quién corresponde dictarlas; solo ella decide las formas de motivación con las que se intenta conseguir un incremento del rendimiento laboral.

IMF Formación