Diez recomendaciones para reducir el estrés prevacacional

El 30% de los trabajadores españoles sufre ansiedad por la necesidad de dejarlo todo listo y poder desconectar

 Julio y agosto son, sin duda, los meses vacacionales por excelencia para un gran porcentaje de trabajadores. Poco queda para el comienzo de un periodo que para la gran mayoría es sinónimo de descanso y relax. Sin embargo, en estos momentos previos, son muchas las personas que también sufren cierta tensión generada por la necesidad de dejarlo todo listo y organizado antes de marcharse y desconectar, dando lugar a lo que los expertos denominan estrés pre-vacacional.

En concreto, el síndrome pre-vacacional afecta a tres de cada diez trabajadores en nuestro país, según un informe difundido recientemente por expertos españoles en el tratamiento de afecciones relacionadas con el estrés y la ansiedad. Algunas empresas cuentan con un dispositivo técnico y humano para solventar estas situaciones, como Más Vida Red, que incluye hasta ayuda para planificar las vacaciones y así evitar la presión que supone tratar de organizarlas en el trabajo.

El Dr. Salvador Andreu, responsable del área de salud de Más Vida Red, considera que esta situación es común durante julio y agosto por parte de esos trabajadores, cuya responsabilidad les obliga a reaccionar así ante el inminente comienzo de las vacaciones.

“El factor responsabilidad es lo que suele generar este tipo de reacción, lo cual es muy normal. Ese afán por dejar el trabajo acabado y listo antes de marcharnos, y el miedo a que se pueda quedar todo a medias, es lo que provoca esa crispación y carga emotiva que para muchos convierten estos últimos días del mes en todo un calvario”, señala Andreu.

Para prevenir este fenómeno, los expertos de Más Vida Red sugieren una serie de recomendaciones para evitar ese estrés pre-vacacional que muchos suelen padecer de cara a estos días:

1. Seleccionar las tareas pendientes y decidir cuáles son las importantes que deben quedar resueltas antes de marcharnos.

2. Delegar en otros las cosas menos importantes, teniendo claro ‘quién hará qué’ durante nuestra ausencia, y comunícarselo.

3. Planificar con suficiente antelación y elaborar, si es necesario, una lista donde ir tachando los asuntos que vayamos cerrando.

4. Indicar a los que se quedan dónde está todo: Ni recibirás llamadas incómodas en la playa ni tendrás que aguantar malas caras cuando vuelvas.

5. Avisar a los contactos y poner en conocimiento de ellos, a través del e-mail, que estaremos fuera, especificando día de vuelta y quien los puede atender durante nuestra ausencia.

6. No dejar nada a medio hacer.

7. No dejarse llevar por la euforia: El verano y las muchas horas de sol invitan a estirar tu jornada antes y durante tus vacaciones. Sigue siendo responsable mientras aún estés ‘de servicio’.

8. Dejar ordenada la mesa de trabajo: Te será mucho más sencillo identificar las tareas pendientes y dejarlo todo listo para que tu vuelta sea menos caótica. La imagen de orden te ayudará.

9. No perder la calma: “Vísteme despacio que tengo prisa”. No te estreses y trata de hacer las cosas con tranquilidad. Queda poco tiempo pero lo vas a dejar todo listo.

10. Cumplir con todos los compromisos y procurar seguir plan al pie de la letra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: